Verdades y mentiras sobre la figura del emprendedor

20 Ene

emprendedores-2  Como Universidad y Escuela de negocios, estamos muy atentos a la figura del emprendedor y también al intenso foco que se le ha puesto encima como salvador de la patria. Es verdad que en la actualidad quizás ha llegado el momento para mucha gente de dar el salto hacia la búsqueda de proyectos en lugar de esperar la contratación de una empresa que nunca llega. Pero para otros perfiles profesionales puede que éste no sea el paso más idóneo. Todos no somos iguales y por esta razón tenemos que hacer un ejercicio de honestidad a la hora de tomar las decisiones más correctas. ¿Estamos preparados para emprender? ¿Conocemos los riesgos y las dificultades? ¿Es lo que de verdad queremos? Si es así, adelante y sin mirar atrás. Y si albergamos dudas, no hay razón para tirarse a la piscina sin más. Seguro que podemos buscar, y encontrar, más opciones.

En este país desde hace muchos años se habla con cierta ligereza sobre el emprendimiento. Y se anima a muchos jóvenes y no tan jóvenes a sumarse a la causa sin pensar en las consecuencias de tamaña decisión. Por el contrario, no se les anima tanto a que se preparen para una vez llegado el momento, afrontarlo con garantías. Porque siempre se estará más preparado con una buena formación, con unas eficaces prácticas que nos hayan puesto en contacto con el mundo real de la empresa, con una buena preparación en idiomas. Luego necesitaremos tirar de agallas, de ilusión y de pasión; pero en ningún caso dejemos de lado la obligación de contar con una formación competitiva dirigida construir proyectos potentes de presente y futuro.

El verbo emprender debe ser tomado con seriedad. Nos jugamos mucho cuando emprendemos un proyecto. Y por esta razón, no es recomendable emprender sin la red de una buena base de formación y, si es posible, de experiencia. Ya hablaremos más delante de la necesidad de inversión y de la potenciación de la cultura inversora en nuestro país.

En definitiva, la verdad de la figura del emprendedor es que es necesaria. Pero la mentira es todo el ruido que se genera en torno a un ambiente casi fantástico que la rodea. Una mentira que se combate con preparación, con trabajo, con espíritu crítico y con mucha ilusión. Una fórmula de buenas prácticas que todos en nuestro foro interno debemos conocer y llevar a la práctica. Una fórmula que ha funcionado siempre y que seguirá funcionando antes, durante y después de la crisis.

¿Te sientes emprendedor? Pues adelante con todas las consecuencias. ¿No es tu caso? No pasa nada, existen más opcione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: